Banner Ads Top

Desafíos RH y un futuro cercano Opinión

desafíos

La automatización y la digitalización es uno de los desafíos que la gestión de personas debe imponer con urgencia en su agenda de los próximos años.


Por Patricio Rifo, director RH Management.

 

 

 


El mundo del trabajo vive las contradicciones y los vértigos propios de una sociedad que sucumbe a los avances científicos y a la revolución tecnológica. No sólo se mejoran y potencian los procesos productivos que aceleran el desarrollo de bienes de consumo, sino que también desaparecerán cientos de puestos de trabajo. Un estudio liderado por Michael A. Osborne y Carl Benedikt Frey, de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, asegura que el 47% de los empleos en Estados Unidos están “en riesgo” de ser automatizados en los próximos 25 años. Por su parte, el Banco Mundial estimó que el porcentaje es todavía mayor en países como Argentina (65%), India (69%) y China (77%). Para los expertos, más del 60% de los puestos de trabajo en los países latinoamericanos analizados son susceptibles de automatización.

Otro estudio del ministerio de Economía japonés afirma que para el 2030 los robots habrán suplantado a 7,35 millones de personas. Al respecto, los analistas sostienen que estamos enfrentando la cuarta revolución industrial y aseguran que si no se hace nada para cambiar, “el empleo en todos los puestos de trabajo, a excepción de ciertos trabajos de bajos salarios, se reducirá en un 10% hasta el 2030. Si se implementan cambios, el estudio asegura que la pérdida de trabajos se reduciría significativamente, pasando de 7,35 millones de empleos perdidos a, tan solo, 1,61 millones de puestos perdidos”.

Algunas reflexiones ya están sobre la mesa. Desde Europa surgió la idea de diseñar un un sistema de renta básica universal. Otros hablan de colocar impuestos a los robots o crear una estructura impositiva nueva que atienda a estas nuevas realidades.

¿Y qué pasa en Chile? Por ejemplo, en el sector agroindustrial de manera constante se está reemplazando a los trabajadores por máquinas. Lo mismo sucede con la minería. Aún no son procesos masivos de eliminación de puestos, y hoy no provocan alarmas. Sin embargo, es un goteo permanente donde van desapareciendo funciones que antes hacían los seres humanos y que son reemplazadas de manera definitiva por la inteligencia artificial. En esas empresas, por ahora, hay programas de reconversión y reubicación. Pero, la extinción de puestos de trabajo en nuestro territorio ya empezó y es un hecho irreductible.

La automatización y la digitalización es uno de los desafíos que la gestión de personas debe imponer con urgencia en su agenda de los próximos años. Así lo develaron gerentes RH en un almuerzo conversatorio organizado por RH Management y la Mutual de Seguridad recientemente. Sin duda que las realidades de cada empresa y cada sector industrial son dispares. Algunas están más avanzadas y otras más atrasadas. Cada una con soluciones y aproximaciones distintas a sus problemáticas.

Lo que sí está claro es que las políticas públicas están al debe en estas materias. No hay agenda política al respecto y no se ven debates con alturas de miras que enfrenten lo que se nos viene.

El 2018 es una oportunidad para sentarnos a dialogar y compartir visiones amplías que recojan el futuro que se impondrá. No hay espacios para vetos ni para imposición de ideologismos o modelos. ¡Todo va a cambiar!

El mundo del trabajo debe levantar su mirada y confrontar en el presente el mañana que da cuenta de una inminente cuarta revolución industrial que removerá los cimientos y ejes de lo conocido. ¿Estamos preparados para sentarnos a conversar? La invitación queda extendida.

 

Dejar un comentario