¿Colusión en selección de personas? Opinión

Estamos en una sociedad de castas donde el techo en todos estos años solo ha subido un poco, demasiado poco.

Hace unos días, en un café, oí una conversación que dejó pensativa y sumamente enrabiada. Quiero compartirla con ustedes.

colusión selección personasDeduzco que se trata de dos conocidos de la universidad; uno venía llegando de estudiar en Chicago algo relacionado con finanzas. El otro, trabaja conociendo currículums y recomendando gente de manera que gana un porcentaje del primer sueldo líquido de la persona que haya obtenido un empleo.

La conversación entre ellos versaba sobre asuntos usuales como la experiencia previa, tipo de trabajo que le gustaría desempeñar, pretensiones de renta, cómo ha sido la llegada a Chile, si volvió con deudas y cosas por el estilo; el, llamémoslo head hunter, en la más buena onda advierte al otro que la situación económica está bastante mala, especialmente para los cargos de primera línea, que los sueldos están como un 20% menos de cuando se había ido a estudiar a Chicago; cosa que todos más o menos sabemos. Hasta que agrega lo siguiente: Le cuenta que de manera paralela a las instancias conocidas de búsqueda de trabajo, existe otra que es cerrada y conformada solo por gente de elite, tipo masonería, en sus palabras, cuyo objetivo es colocar a la gente de este club en altos cargos. Yo escuchaba esto y no daba crédito a lo que oía. Ya sabíamos que las redes y los contactos son demasiado importantes en Chile, que el mejor alumno de la universidad si es de origen humilde le va a ir peor en la vida que el menos talentoso de clase acomodada y que da lo mismo que si quien contrata para un cargo top conoce al o la mejor alumna de la universidad para ese puesto, igual terminará contratando a un compañero de colegio o alguien de esas redes. Pero lo que acababa de oír era mucho más que eso, es una COLUSIÓN. Es un maquinación para mantener y perpetuar privilegios excluyendo de las altas posiciones al resto de los individuos de la sociedad. Tan colusión es que, según averigüé luego, incluso hay un castigo o sanción social de los pares al que no siga estas reglas y, por ejemplo, contrate un alto cargo por méritos y no a alguien del club.

Volviendo a la conversación, el tipo buscando trabajo preguntó esperanzado al otro si su currículum estaba dando vueltas en ese círculo. “Por supuesto que no”, le respondió el head hunter, “te lo cuento para que no te hagas expectativas, a lo más podrás conseguir algo de segunda línea”.

Todos estos días he estado mascullando rabiosa esa historia, teniendo de fondo a Los Prisioneros cantando El baile de los que sobran. Porque al final es así, todo el resto de Chile sobra y se queda con las sobras. Ese no es el país que yo quiero para mí ni para mis hijos. Estamos en una sociedad de castas donde el techo en todos estos años solo ha subido un poco, demasiado poco. Qué sociedad de mierda.

 

Pamela Arellano Pérez Por Pamela Arellano Pérez, socia fundadora de Farus Consultores. Ex Jefa de la División de Política Comercial e Industrial en el Ministerio de Economía de Chile.