viernes, septiembre 18, 2020

La explotación mental

“La meta del toyotismo es ocupar los 60 segundos de un minuto, eso es una práctica muy dura para un trabajador, física y mentalmente hablando”. PUBLICADO EN RHM 64, DICIEMBRE 2012.

Más leídos

“Los líderes narcisistas están arruinando las empresas”

El ejecutivo profundizó en las ventajas corporativas de un liderazgo humilde, en los efectos devastadores de los...

El teletrabajo en Chile: “una bomba de tiempo”

Hace rato que en Europa, Francia y Alemania sobre todo, existe una regulación clara para el teletrabajo....

Liderazgo e inteligencia emocional

Por Felipe Landaeta. Profesor Escuela de Psicología, UAI. Mg. en Psicología de las Organizaciones, UAI. PhD en Psicología...

Marcia Hespanhol es doctorada en psicóloga social de la Universidad de Sao Paulo, Brasil y autora del libro “Trabajo duro, discurso flexible: un análisis de las contradicciones del toyotismo a partir de la vivencia de los trabajadores” (2009). Encontramos su libro en el escritorio de un académico que entrevistábamos para el tema central de la edición anterior y nos enteramos que estaba de visita en Chile. La entrevista la hicimos en su hotel en Providencia, a horas en que regresara a su país. Hespanhol trabajó varios años como fiscalizadora estatal en organizaciones de salud pública y desde ahí forjó una definición que acompaña toda su investigación posterior: “estoy interesada en todos los temas que incumban a los trabajadores, sobre todo aquellos de salud laboral”.

En su libro, la sicóloga investiga “la gran distancia” que existe entre los discursos de los trabajadores respecto de su experiencia en el trabajo y el “discurso optimista, predominante en la organización y en las publicaciones de gestión de la empresa, la cual enfatiza que, en la actualidad, el trabajo se estaría tornando más humano”. La experta señala que las ideas principales que permean el discurso del management actual son la flexibilidad, propiciada por nuevas formas de organización inspiradas en el llamado modelo japonés de producción, el toyotismo. “Se afirma que esta flexibilización del trabajo estaría superando la rigidez del taylorismo-fordismo, posibilitando que los trabajadores dejen de ser apenas una pieza más del engranaje de una maquinaria”.

Las características de este modelo japonés de producción, según la experta, se ha transformado en un nuevo paradigma de organización del trabajo. En sus investigaciones y contactos con trabajadores de las más diversas industrias, señala que pudo verificar que el “espíritu” asociado a este modelo está diseminado por todo tipo de compañías. “Quién podría imaginar hace algunos años que hoy existen carteros polivalentes. Este principio toyotista es utilizado por correos para justificar que esos trabajadores a penas entreguen correspondencia, también la separen y desempeñen otras actividades nuevas”, precisa.

En su libro investigó trabajadores de dos compañías montadores de automóviles en Brasil, donde gran parte de los métodos de trabajo utilizados son del modelo toyotista. Identificó que existe un interés real de las empresas por no utilizar sólo la fuerza física y sí el potencial de las capacidades cognitivas. “Estas constataciones nos llevaron a concluir que lo que caracteriza a esta organización del trabajo, no es la substitución del taylorismo-fordismo por un nuevo modelo, sí un perfeccionamiento de éste, con la inclusión de la inteligencia y del saber del trabajador como un ‘capital inmaterial’, también a ser explotado”. Este escenario, para la sicóloga, denota una “brutal intensificación del trabajo”.

Marcia indica que todos estos cambios los evidenció a inicio de la década de los noventa. “Aparecía el outsourcing y la empresa trataba de disminuir sus costos externalizando todo. Me llamó la atención cómo las quejas de sufrimiento mental aumentaron, ya no eran los típicos problemas de desgaste físico. Al trabajar en mi tesis de magíster tuve contactos con personas que me decían cómo la presión por la productividad les aumentó”. Recuerda que cuando inició su trabajo en las empresas montadoras, se armaba un auto en cuatro minutos y al terminar su investigación, luego de tres años, el proceso se redujo a dos minutos. Hace poco se comunicó con gente del sindicato y el tiempo era de menos de un minuto. “La meta del toyotismo es ocupar los 60 segundos de un minuto, eso es una práctica muy dura para un trabajador, física y mentalmente hablando”, finaliza.


PUBLICADO EN RHM 64, DICIEMBRE 2012.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

- Advertisement -

Tolerancia, Maturana y Goethe

Por Gastón Held y Gastón Suárez, ingeniería industrial, Universidad de Chile. En estos tiempos...

Últimas noticias

Pospandemia: caminos para recuperar el empleo vía relaciones laborales inclusivas

Por Sebastián Ugarte, Ph.D. in business and management, University of Manchester, United Kingdom y qcadémico FEN Universidad de Chile y Ángel Martín, máster...

Innovar, Con-vivir y Amar

Por Carlos Vignolo, académico del departamento de ingeniería industrial, Universidad de Chile. Hay personas que aún creen, a pesar...

Tolerancia, Maturana y Goethe

Por Gastón Held y Gastón Suárez, ingeniería industrial, Universidad de Chile. En estos tiempos de creciente crispación en nuestra...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -