lunes, septiembre 21, 2020

Esplendores y miserias de un trabajólico

Un estudio reciente de la compañía canadiense PsychTests, que elabora productos de evaluación psicológica, echa por la borda la eficiencia de las personas adictas al trabajo, estableciendo que poseen significativas desventajas sociales y físicas que sobrepasan cualquier beneficio potencial en sus carreras.

Más leídos

“Los líderes narcisistas están arruinando las empresas”

El ejecutivo profundizó en las ventajas corporativas de un liderazgo humilde, en los efectos devastadores de los...

El teletrabajo en Chile: “una bomba de tiempo”

Hace rato que en Europa, Francia y Alemania sobre todo, existe una regulación clara para el teletrabajo....

Liderazgo e inteligencia emocional

Por Felipe Landaeta. Profesor Escuela de Psicología, UAI. Mg. en Psicología de las Organizaciones, UAI. PhD en Psicología...

Hay fortalezas que suenan como beneficiosas pero en realidad debieran activar una alarma a la hora de contratar a un trabajólico. Son frases como “soy perfeccionista”, “hago varias tareas a la vez” o “soy trabajólico”. Tras recolectar información de 1.383 personas que tomaron un test, los investigadores de la compañía canadiense PsychTests, especializada en la elaboración de productos de evaluación psicológica, enfocaron su atención en aquellos que se definen a sí mismos como “trabajólicos”. Si bien es una característica aparentemente admirable, ser adicto al trabajo posee varias desventajas de acuerdo a un estudio reciente de PsychTests.

Cuando un candidato a un puesto de trabajo declara orgullosamente que es adicto al trabajo, hay mucho más en esta respuesta de lo que los empleadores se pueden dar cuenta. Por un lado, los trabajólicos son dedicados, determinados y hacen que las cosas se hagan. Pero por otro lado, también puede suceder que su vida social y su salud mental y física se vea afectada por esto. De acuerdo al estudio, un alto porcentaje de los trabajólicos se presionan a sí mismos para lograr sus objetivos, se llevan el trabajo a casa, odian la idea de ser un trabajador promedio, se sienten incómodos cuando no están haciendo algo útil, comen al pasar y consideran esencial tener un puesto que sea bien respetado.

Al leer estas estadísticas, muchos empleadores podrían pensar: ¿cuál es el problema de esto? Ese es el tipo de persona que yo necesito en mi empresa. Pero la adicción al trabajo tiene desventajas, tantas, que superan los beneficios que una persona de estas características puede brindar a la empresa. La mayoría de estos adictos encuentran que su vida es muy estresante, tienen dificultades para relajarse al final del día, sienten que trabajan de más, sienten que no tienen suficiente tiempo para lograr sus objetivos, se enojan consigo mismos cuando no logran todo lo que quisieran lograr, no toleran a las personas que los hacen perder tiempo, se comparan con otras personas, están constantemente apurados para llegar a alguna parte, prefieren lidiar ellos mismos con los problemas en lugar de pedir ayuda, tienden a ser extremadamente competitivos, son impacientes, tensos, tienen problemas para dormir y se sobrevenden.

“Es importante clarificar algo: trabajar horas extra o llevarse el trabajo a casa está bien si se hace de vez en cuando. El problema está en aquellos que lo hacen todo el tiempo”, explica el Dr. Jerabek, presidente de PsychTest. “Así que si eres un trabajólico y estas orgulloso de eso, puedes quizás romper un récord y convertirte en el empleado del mes. Pero lo más probable, sin embargo, es que continúes descuidando a tu familia y amigos y tu red de apoyo se va a reducir. Los adictos al trabajo no tienen tiempo ni paciencia para los hobbies o la relajación. No tienen tiempo para pasar en la naturaleza ni para jugar o simplemente divertirse. Su mente siempre está corriendo y consideran que dormir es una pérdida de tiempo. Si hacen ejercicio, lo hacen como un objetivo más en sus vidas. El resultado es que desarrollan fatiga, resentimiento y frustración, se enojan con sus compañeros de trabajo y las personas odian trabajar con ellos. En algún momento, la mente y el cuerpo de un trabajólico va a decir ´ya no más’ y esto puede significar tomar una licencia médica por stress o por otros problemas de salud asociados con el stress. Esto deja tanto al empleado como a la empresa en una seria desventaja, nadie gana”

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Proyecto de ley busca terminar con precarización laboral de las y los trabajadores de plataformas

El proyecto de ley ”Mi jefe es una app”, presentado por Maite Orsini y Giorgio Jackson, diputados...

Últimas noticias

Pospandemia: caminos para recuperar el empleo vía relaciones laborales inclusivas

Por Sebastián Ugarte, Ph.D. in business and management, University of Manchester, United Kingdom y qcadémico FEN Universidad de Chile y Ángel Martín, máster...

Innovar, Con-vivir y Amar

Por Carlos Vignolo, académico del departamento de ingeniería industrial, Universidad de Chile. Hay personas que aún creen, a pesar...

Tolerancia, Maturana y Goethe

Por Gastón Held y Gastón Suárez, ingeniería industrial, Universidad de Chile. En estos tiempos de creciente crispación en nuestra...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -