martes, septiembre 22, 2020

Chile Valora: Estado, capital y trabajo juntos

Tanto la Comisión del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, como los organismos sectoriales de competencias laborales (Oscl), poseen una institucionalidad tripartita en la que convergen Estado, trabajadores y empresarios.

Más leídos

“Los líderes narcisistas están arruinando las empresas”

El ejecutivo profundizó en las ventajas corporativas de un liderazgo humilde, en los efectos devastadores de los...

El teletrabajo en Chile: “una bomba de tiempo”

Hace rato que en Europa, Francia y Alemania sobre todo, existe una regulación clara para el teletrabajo....

Liderazgo e inteligencia emocional

Por Felipe Landaeta. Profesor Escuela de Psicología, UAI. Mg. en Psicología de las Organizaciones, UAI. PhD en Psicología...

La Ley 20.267, promulgada el año 2008, y que crea el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, estableció un entorno de trabajo cuidadosamente planificado en donde se equilibran los aportes del Estado, el capital y el trabajo, y los beneficios del proceso de profesionalización de oficios para todas las partes involucradas.

De esta manera, en su artículo 5, el texto legal especifica una composición de la Comisión del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, en donde un tercio de sus nueve miembros es nombrado por el gobierno de turno, otro tercio “por las organizaciones de empleadores de mayor representatividad del país” y el tercio final por “las centrales de trabajadores de mayor representatividad del país”.

Es así entonces como la presidencia de la comisión es ejercida en la actualidad por el representante de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Etiel Moraga, y la vicepresidencia de la entidad, por Arturo Lyon, integrante designado por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

De forma similar, en el artículo 14 de la norma, se plantea que los organismos sectoriales de competencias laborales (Oscl), “deberán estar compuestos, al menos, por representantes de la administración central del Estado, del sector productivo y de los trabajadores”.

Etiel Moraga opina sobre el impacto de la modalidad tripartita de constitución de las instancias administrativas y operativas de ChileValora. Al respecto afirma que “partimos demostrando que es posible que una entidad tripartita pueda ponerse de acuerdo para lograr objetivos comunes, tanto para la empresa y el trabajador, como para el país. A nuestro juicio esta experiencia se ha institucionalizado mucho más, ha logrado mucho más respaldo, mucha más valoración social, y por lo tanto se ha fortalecido como un sistema legitimado. Porque hoy día contamos con organismos sectoriales de competencias laborales (Oscl), con entidades que certifican y con una institución que le da la rigurosidad necesaria y también mucha capacidad de proyección. Por ejemplo, la incorporación de las competencias como un elemento ordenador en la formación para el trabajo, ha sido relevante. Ha permitido que hoy, los currículums de los programas de formación de carreras de enseñanza técnico profesional y carreras técnicas, utilicen los planes formativos desarrollados por ChileValora.

Posteriormente, el dirigente de los trabajadores agrega “quiero destacar el modelo de gobernanza de ChileValora, este diálogo que, más allá de las diferencias que existen en otros temas, con los mismos actores, hoy nos permite ponernos de acuerdo en esto que nos compete a ambas partes. Esta construcción de modelo de gobernanza tripartito indudablemente tiene un sustento en el diálogo social y para nosotros resulta muy relevante”.

Beneficios de la certificación

En tanto, Cecilia Alcocer, gerente de capital humano de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile A.G (Camport), opina en esta materia que “los beneficios de la certificación son muchos. En primer lugar, hemos avanzado en poder establecer un diálogo con los trabajadores, hemos establecido una relación tripartita con ellos. Nos hemos sentado ejecutivos de las empresas, gerentes de recursos humanos, los dirigentes de los sindicatos, de las principales organizaciones, de la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile (Cotraporchi), de la Unión Portuaria de Chile, y nos hemos reunido en un clima de mucho aporte, de mucha calidad, y de mucha confianza, en un tema que es eminentemente técnico, y que sabemos que les favorece tanto a los trabajadores como a los empleadores. Creemos que eso, es un beneficio transversal para todo el sector”.

Precisamente, no existen dos opiniones sobre la transversalidad del beneficio de la certificación de competencias laborales para empresarios y sus colaboradores, ya sea como producto o proceso. Esto, tanto por la labor de profesionalización de los oficios propiamente tal, como también por la estrecha y rica interacción que se produce entre los diferentes grupos involucrados en el desarrollo de la iniciativa. En lo referente a los beneficios para los trabajadores.

Arturo Lyon sostiene que “primero hay un impacto personal. Cuando entran al proceso de evaluación van con un grado de incertidumbre relacionado con la expectativa de si van a pasar ese proceso o no, y los testimonios apuntan a que, una vez que han desarrollado esta etapa se sienten tremendamente orgullosos de haber sido evaluados, certificados y resultar competentes para el perfil que ha sido testeado. Es un reconocimiento y una satisfacción personal. Al estar reconocido con un título formal de lo que sabe hacer, esto también le da más empleabilidad y movilidad laboral. Al presentarse en una empresa, con un título, está demostrando lo que sabe hacer, con un mecanismo reconocido. Y continúa “además, no solamente hay un reconocimiento de los oficios sino que hay ciertas actividades que son habilitantes. Por ejemplo, en el mundo en el que me desempeño, en la Asociación de Industriales Metalúrgicos y Metalmecánicos (Asimet) o el mundo metalmecánico, ha habido un requisito de parte de los mandantes de algunas propuestas de obras públicas o privadas, referente a que los soldadores deben ser certificados, y la persona tiene que demostrar esa certificación. Entonces cuando ese trabajador está certificado, esta calificación es habilitante para desempeñar su oficio.

También con la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC) hemos llegado a un acuerdo para que los instaladores se certifiquen bajo el sistema de ChileValora y la persona, una vez que tiene su certificación en el ámbito del perfil de instalador va a la SEC y es habilitado como tal. De tal manera que hay actividades que son habilitantes y otras que son reconocidas por el sector empresarial”. 

Reconocimiento y engagement

Por su parte, Cecilia Alcocer afirma que “desde el punto de vista del beneficio en particular para los trabajadores, esto ha servido para que ellos sientan que se les reconoce el oficio que han desarrollado y que han aprendido a lo largo de su trayectoria laboral. Eso es un punto muy importante para generar confianza y para poder establecer relaciones laborales que sean simétricas.

Por otra parte, también ha permitido que los trabajadores puedan contar con su trayectoria laboral en un portafolio de evidencias directas e indirectas, que le permite ya no emplearse por contacto, sino que hoy día ellos pueden presentarse con este portafolio que es un currículum, pero con evidencias en que se califica al trabajador que sabe hacer ese oficio. Eso, desde el punto de vista de la empleabilidad, es maravilloso porque el trabajador puede transitar hacia otros sectores de la economía frente a cualquier contingencia que haya en la industria o a nivel personal.

También ha servido para poder mejorar la formación y capacitación de los trabajadores porque cuando hay brecha de conocimientos, hay un curso que se realiza para poder disminuir esa brecha. Por lo tanto, es un círculo virtuoso que, finalmente, redunda en calidad y en productividad”.

Desde la Central Unitaria de Trabajadores, Etiel Moraga valora también el efecto que para sus representados tiene el desarrollo del proceso de certificación de competencias. En este sentido el dirigente manifiesta que “la certificación de competencias laborales en la CUT lo vemos como un elemento muy propio, porque en la concepción de la formación para el trabajo, donde contemplamos la educación formal, lo que es la educación técnico profesional – donde contamos con la capacitación y la certificación – creemos que esa concatenación de trabajo nos permite avanzar. Y es por eso que nosotros hemos sido, el mundo sindical, y la CUT, quienes hemos instalado esta concepción de la formación para el trabajo.

Luego destaca la experiencia de trabajo con la contraparte empresarial afirmando que “el mecanismo de funcionamiento de ChileValora, permite también de alguna forma – como hay un entendimiento entre empleador y trabajador – abordar otros temas, que no son necesariamente la certificación, y esto permite afianzar el diálogo social, el entendimiento entre las dos partes”.

Valoración empresarial

Y es respecto a la positiva valoración que el ámbito empresarial hace de los procesos de certificación que Arturo Lyon afirma “la percepción que tengo es que los 21 sectores productivos y 47 subsectores con los que trabajamos, valoran los procesos de certificación, porque yo creo que este es un win- win, un ganar – ganar. En el caso de las empresas, tener trabajadores mejor calificados, de acuerdo a un estándar de industria, para los perfiles que se requieren. En el caso de las personas que entran en proceso de evaluación y certificación, obviamente se incentivan en seguir mejorando y eso es positivo para el empresariado dado que mejora la productividad de los trabajadores y la competitividad de las empresas. Otro factor interesante es que, para el departamento de recursos humanos de una empresa, cuando una persona certificada postula a un puesto de trabajo, el reconocimiento de lo que sabe hacer, y que está estipulado en el título, facilita las tareas de contratación.

Por otro lado, al interior de una empresa, cuando los trabajadores se someten a un proceso de evaluación y de certificación, pueden identificarse brechas de capacitación y desarrollar procesos formativos en esa dirección”.

Y refiriéndose a la noción que la Confederación de la Producción y del Comercio tiene del sistema de certificación y sus productos, Lyon sostiene que “la CPC tiene especial interés en la formación media técnico profesional y en la formación superior técnico profesional. En el mundo empresarial tenemos mucho compromiso en estos dos ámbitos. Ya sea en los liceos que administramos nosotros en la educación dual – que son varios – y también en los centros de formación técnica y los institutos profesionales, como es el caso de Inacap, que está administrado por la CPC, hay espacio para que podamos trabajar en este lineamiento. O sea, desde la educación media a la educación superior y a la formación en el trabajo, debe haber una línea conductora orientada a ofrecer las mejores oportunidades al desarrollo de las personas”.

En conclusión, más allá de la eventual mejora en la productividad de las empresas o en las condiciones de vida de los trabajadores partícipes de la iniciativa de profesionalización de oficios, la naturaleza tripartita del proceso de certificación de competencias laborales en ChileValora, ha posibilitado un “diálogo social”, un positivo encuentro entre la administración central del Estado, el capital y el trabajo que, hasta ahora, ofrece posibilidades tan inesperadas como prometedoras.

Producción RH Management.
Reportaje publicado en revista RH Management 107.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Innovar, Con-vivir y Amar

Por Carlos Vignolo, académico del departamento de ingeniería industrial, Universidad de Chile. Hay personas...

Últimas noticias

Proyecto de ley busca terminar con precarización laboral de las y los trabajadores de plataformas

El proyecto de ley ”Mi jefe es una app”, presentado por Maite Orsini y Giorgio Jackson, diputados de Revolución Democrática, se discute...

Pospandemia: caminos para recuperar el empleo vía relaciones laborales inclusivas

Por Sebastián Ugarte, Ph.D. in business and management, University of Manchester, United Kingdom y qcadémico FEN Universidad de Chile y Ángel Martín, máster...

Innovar, Con-vivir y Amar

Por Carlos Vignolo, académico del departamento de ingeniería industrial, Universidad de Chile. Hay personas que aún creen, a pesar...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -